Sobre las Alfombras

En primer lugar debemos intentar definir qué es una alfombra Persa y para ello debemos tener en cuenta que si bien el Imperio Persa como tal ya no existe, éste abarcaba la totalidad de lo que actualmente se conoce como Irán y parte de otros países limítrofes como Pakistán. Vea todos los modelos en nuestro catálogo

En función de esto son varias las alfombras que tienen el “Derecho” a denominarse Persas, pero como regla general se reconoce que las más representativas de este tipo de alfombras son los provenientes de IRÁN.

Mapa de Persia Antigua

Hay infinidad de nombres para clasificar o tipificar cada alfombra y estos coinciden con su lugar de origen. Acceda a nuestra clasificación por modelos.

Así como en Francia se reconocen determinados productos por su denominación de origen, como es el caso de los vinos, Bordeaux, St. Emilión, Champagne o Cognac; las alfombras persas también adoptan su nombre en función de su lugar de origen.

Hay varias características comunes a todas ellas y además podemos reconocer para cada región o tipo particularidades que las diferencian entre ellas.

Podemos distinguir a grandes rasgos entre dos grupos fundamentales; tribales o de centros urbanos. En este sentido comenzamos por hacer una descripción de las características fundamentales comunes a todas.

1. Son en todos los casos de lana, hechas a mano y anudadas.

2. La base sobre la cual se confecciona en general tiene la urdimbre y la trama de algodón pero en algunos casos puede también estar confeccionada en lana.

3. Las lanas que se utilizan para su confección son teñidas artesanalmente y con pigmentos naturales que se extraen de elementos que obtienen de la naturaleza tales como; vegetales, insectos, cortezas, minerales etc.

4. De acuerdo a la cultura musulmana, están orientadas todas las alfombras de sur a norte, en función del flujo de la energía cósmica.

5. La simetría o patrón de todas las realizaciones es un tributo a Alá y está estrechamente relacionado a la Numerología, que es un regalo de Dios.

6. Cada una de ellas es una pieza única que sigue los diseños que cada familia transmite a sus sucesores de generación en generación.

7. Cada nudo, por trabajoso que parezca, es anudado a mano a la urdimbre y trama, y la cantidad de nudos que tiene cada alfombra en relación a la superficie, habla a las claras de su calidad y diseño.

8. Si bien hay alfombras antiguas que tiene un valor muy elevado, hay que distinguir claramente entre una alfombra usada y otra antigua. Las alfombras auténticamente antiguas tiene un valor extremadamente alto y son piezas buscadas por los coleccionistas.

9. Las que nosotros vendemos son alfombras nuevas de muy buena calidad, persas, de lana, hechas a mano.

10. Si bien algunas alfombras se confeccionan en seda, estas no están concebidas para pisarlas, por lo tanto se consideran tapices y generalmente se cuelgan de paredes e incluso se enmarcan como un cuadro.

11. Hay alfombras que tienen un pequeño porcentaje de seda en bordados específicos, que hacen que su valor aumente considerablemente.

12. El brillo particular que tienen algunas alfombras no es por ser de seda sino por ser confeccionadas con lana muy fina que tiene un brillo particular.

13. Independientemente de todas estas consideraciones lo más importante en la compra de una alfombra es que la persona esté realmente identificada con lo que quiere, que le guste mucho, ya que, como un cuadro, es una pieza única y de muy larga duración. A diferencia de una alfombra industrial o de mala calidad, una alfombra persa hecha a mano sobrevivirá a cualquiera de nosotros, por lo cual es una compra para toda la vida. Por supuesto que esto genera un mercado de alfombras usadas que hoy está altamente sobrevaluado, probablemente por la poca oferta que había hasta ahora en el mercado de piezas nuevas de buena calidad.

tejiendo-alfombra-persa

14. Cuando Ud. compra una auténtica alfombra Persa está comprando una obra de arte, una expresión artística de una de las culturas más antiguas del Mundo, es una inversión que tiene un alto valor de recuperación. Nunca encontrará dos alfombras persas iguales.

15. ¿Cómo puede fácilmente saber si una alfombra es realmente de lana?

Por las diferentes texturas y finuras de lana es difícil para el ojo inexperto reconocer la fibra de lana. Haga esta experiencia si alguien tiene dudas al respecto:

Arranque unas pocas fibras de la alfombra que quiera probar. Arróllelas como si quisiera conformar un hilo con ellas. Luego proceda a quemarlas con un fósforo.

La lana es el pelo de la oveja y por lo tanto el olor cuando se quema es muy parecido al que sentimos cuando se quema nuestro cabello. Por otra parte si bien se quema, esta no enciende llama fácilmente.

16. Un punto muy importante a la hora de comprar una alfombra es el tamaño. Como consejo genérico, no deje de comprar una alfombra que realmente le gusta por una pequeña diferencia de tamaño. Recuerde que está comprando una obra de arte, y éstas no se producen a medida. Por la gran cantidad de alfombras que tenemos en stock es muy probable que encontremos una alfombra que cumpla con sus requisitos de medida, pero esto no quiere decir que le guste especialmente.

 

La Tahona Plaza Mall

  • Camino de los Horneros
  • L-V: 10 a 19 h - S: 10 a 13 h
  • (+598) 2600 4560
  • 094 203 223
  • info@zurtan.com

62 80 Gallery

  • Avenida Juan Bautista Alberdi 6280 Esq. Córcega
  • L-V: 11 a 19 h - S: coordinar
  • (+598) 2600 4560
  • 094 203 223
  • info@zurtan.com

Seguinos en: